toxina botulinica botox

Botox

El Botox o Toxina Botulínica es un método eficaz para la eliminación de arrugas faciales que aparecen como resultado del paso del tiempo, y expresiones y gestos realizados con la cara. Actúa relajando la musculatura de la cara causante de dichas arrugas. El riesgo de efectos secundarios es muy bajo. Se utilizan cantidades muy pequeñas de un extracto purificado de “toxina botulínica tipo A”, mediante inyecciones con agujas extremadamente finas.

 

¿En qué consiste el botox?

 

El tratamiento consiste en inyectar una pequeña cantidad de “toxina botulínica tipo A” en los músculos cuya contracción crea la arruga que queremos eliminar, bloqueando así el impulso nervioso que llega a ese músculo. Como consecuencia el músculo se debilita, la piel que cubre el músculo se relaja y las arrugas van desapareciendo de manera gradual. Su aplicación es prácticamente indolora, el paciente notará únicamente un leve enrojecimiento de la zona a tratar a causa de los pinchazos. Los resultados aparecen dos o tres días más tarde después de su aplicación, siendo completo su efecto al cabo de unos diez días dependiendo del paciente.

En España, el uso de “toxina botulínica tipo A” solamente está autorizado en el tercio superior de la cara: arrugas de la frente, entrecejo y zona periocular.

 

Resultados del botox:

 

  • Las infiltraciones de esta toxina permiten recuperar un aspecto mucho más joven, suavizando las arrugas y las líneas de expresión.
  • Se consigue un efecto de expresión más relajada.
  • Devuelve la luminosidad al rostro.
  • Revitaliza la mirada de manera inmediata después de su aplicación.
  • Se evita la fractura de la piel que se produce por la arruga profunda a lo largo del tiempo.

 

¿En qué zonas se puede aplicar el botox?

 

La toxina botulínica solo se puede aplicar en el tercio superior del rostro.

  • Arrugas frontales: son esas molestas arrugas que se producen por la contracción del músculo frontal.
  • Arrugas periorbitarias: más conocidas como patas de gallo, son arrugas de expresión que se forman por la contracción de musculo orbicular de los ojos.
  • Arrugas del entrecejo: esta sin duda es la zona más demandada a la hora de aplicar la toxina botulínica.

 

¿Cuánto duran los efectos del botox?

 

Los resultados de la toxina botulínica son visibles aproximadamente de 4 a 6 meses dependiendo del metabolismo de cada paciente pueden existir pequeñas variaciones. Después de varias aplicaciones de esta toxina los efectos  pueden comenzar a ser más largos, pudiendo incluso llegar a durar hasta ocho meses.

 

CONTRAIDICACIONES:

 

No es recomendable aplicar esta toxina botulínica en mujeres embarazadas o en mujeres en período de lactancia, tampoco es recomendable la aplicación en personas que padezcan enfermedades neuromusculares significativas que puedan aumentar el efecto del Botox, como la miastenia gravis o la esclerosis lateral amiotrófica. Tampoco debe utilizarse en zonas infectadas activas.

 

CUIDADOS POSTERIORES DESPUÉS DE LA APLICACIÓN DEL BÓTOX:

 

Después de la aplicación de la toxina botulínica no son necesarios grandes cuidados se puede continuar con total normalidad todas las actividades rutinarias de nuestra vida, trabajo, vida social, etc… aunque si es importante tener en cuenta que en las 4 horas posteriores a la aplicación del botox hay que evitar frotarse la cara, ni gesticular exagerando los movimientos faciales, para evitar desplazamientos del medicamento inyectado hacia zonas no deseadas.
También es recomendable no realizar deporte las primeras 24 horas.

 

¿DÓNDE SE REALIZA EL TRATAMIENTO?

Para este tratamiento, debes acudir a un profesional, y deberá ser realizado en una consulta  siguiendo todas las normas de esterilización e higiene adecuadas.  El tiempo de aplicación varía según el paciente, pero suele tener una duración de entre  15 a 30 minutos.

 

¿Qué tipo de botox usamos?

 

En AA Clinic nos caracterizamos por emplear siempre productos de la mejor calidad. Por eso usamos Azzalure que contiene toxina botulínica de Tipo A, de Laboratorios Galderma, diseñado específicamente para usar en Medicina Estética. Se emplea para la mejora temporal de las arrugas que van surgiendo en el rostro por el paso del tiempo.

Sólo puede ser administrado por médicos con la cualificación y experiencia adecuadas en este tratamiento y que dispongan del equipo adecuado.