ARREGLA LOS PÁRPADOS CAÍDOS CON LA BLEFAROPLASTIA

Si deseas saber cómo corregir los párpados caídos gracias a la blefaroplastia, ¡estás en el lugar correcto! Los párpados caídos son un problema que afecta a muchas personas, pero no te preocupes, este problema estético tiene solución.

La blefaroplastia es una de las formas más efectivas de tratar esta imperfección que además de antiestética puede ser molesta para quienes la sufren. La información que hemos recopilado te servirá de ayuda para detectar el párpado caído y saber cómo tratarlo.

Después de haber adquirido todo el conocimiento necesario podrás decidir si  acudir a un especialista para realizar una blefaroplastia.

¡Empecemos!

¿Qué son los párpados caídos?

Deshazte de el aspecto de cansancio gracias a la blefaroplastia.

Los párpados caídos son un problema estético que consiste en un descenso excesivo de los párpados superiores o inferiores. Las causas por las cuales aparece este problema son varias empezando por el paso del tiempo y el envejecimiento.

La genética y los antecedentes familiares son un factor determinante en este problema, así que puede ser hereditario. Algunas personas presentan esta imperfección facial desde su nacimiento o desde una edad muy temprana.

Cuando el músculo encargado de mantener rígidos los párpados no funciona correctamente, suele aparecer este problema con el paso de la edad. En muchas ocasiones, el párpado caído puede pasar de ser un problema estético a ser un problema para la visibilidad de los ojos.

Sea cual sea la causa del párpado caído, no debes de preocuparte, ya que este problema tiene solución médica.

Una sencilla intevención quirúgica,

que elimina tu cara de cansancio!

¿Qué es la blefaroplastia?

La blefaroplastia es una intervención quirúrgica sencilla en la que se corrige el efecto de párpados caídos, superiores e inferiores. En dicha operación se procede a eliminar el exceso de piel, grasa o músculo que produce la caída de los párpados.

De esta forma se logra eliminar los párpados caídos y sus consecuencias, como son las ojeras y bolsas. Con ella se consigue un rostro con una apariencia rejuvenecida, ya que los párpados caídos dan un aspecto de cansancio.

Antes de realizar la intervención el especialista analizará algunos factores como la posición en la cual se encuentran las cejas. También realizará un examen de la superficie corneal biomicroscopia para determinar la presencia de alguna patología ocular que deba considerarse.

La operación suele ser bastante sencilla y su duración es de una hora aproximadamente.

Tipos de blefaroplastia

Existen varios tipos dentro de este mismo procedimiento que se clasifican según la zona que se intervenga. Los diferentes tipos de las blefaroplastias son los siguientes:

  • Blefaroplastia superior: Esta cirugía consiste en realizar un pequeño corte en el pliegue que se forma en el párpado superior. El propósito de esto es eliminar el exceso de piel y de grasa que pueda existir. Así se obtiene una mirada más viva y
  • Blefaroplastia inferior: En este caso el objetivo es extraer la piel abultada que se forma en el párpado inferior, denominada bolsa. Este procedimiento puede incluso provocar una mejoría en las ojeras al realizarse una redistribución de la grasa existente.
  • Blefaroplastia transconjuntival: Para realizar este método, el corte se realiza en una ubicación distinta entre los párpados y el ojo. Por lo general es usada en pacientes más jóvenes y su ventaja es que no deja cicatrices. Este método suele aplicarse en el párpado inferior y no requiere de la aplicación de anestesia local.
  • Blefaroplastia subciliar: El lugar en el que se efectúa el corte en este tipo de procedimientos es justo debajo de las pestañas. De esta forma se facilita el acceso a la piel y la grasa de esta área para retirarlas. Esta operación sirve para retirar exclusivamente las bolsas inferiores. Se debe aplicar anestesia local y una sedación al paciente.

Después de conocer las distintas formas que hay de realizar este procedimiento podrás observar que es más sencillo de lo que parece. Sin embargo, el tipo de blefaroplastia que se llevará a cabo es escogida por el especialista. En algunas ocasiones está la posibilidad de que se llegue a un acuerdo entre el paciente y el profesional.

 

 

Recomendaciones después de la blefaroplastia

Después de realizar la operación es normal que aparezcan algunos síntomas un poco molestos para el paciente. Sin embargo, estos síntomas son pasajeros y disminuyen si se cumple con las recomendaciones médicas.

Es común que después de la operación el paciente presente un lagrimeo excesivo, sensibilidad a la luz, al viento y tenga una tirantez. La duración de estos síntomas no suele durar más de 2 o 3 días, e irán disminuyendo con el paso del tiempo. Sin embargo, se recomienda utilizar gafas de sol y aplicar protector solar con un buen factor de protección UV.

El médico suele recomendar no usar maquillaje por un período aproximado de 10 a 15 días. Es común que se recete algún tipo de pomada oftálmica y apósitos con suero fisiológico para reducir las molestias.

Ya conoces todo lo necesario sobre el tratamiento de párpados caídos a través de la blefaroplastia. Si deseas consultar con un profesional de la medicina estética sobre tu caso particular, en AA Clinic estaremos encantados de poder atenderte.

¡Pide tu cita ya y dile adiós a esos párpados caídos!

Ven a Conocernos

¿Quieres hacer un sueño realidad?

¡No dudes en pedir cita con nosotros, los resultados son excepcionales!

988 210 201



¿TIENES ALGUNA DUDA?